Yusef Miller

As-Salaam-Alaikum (la paz esté con todos ustedes),

Quisiera compartir con todos ustedes el desafortunado incidente de odio en contra de Majid Dar Ul Argam en Escondido, California, y la respuesta pública de parte de nuestros vecinos comunitarios.

El domingo después del ataque en Christchurch, quería dar una muestra de solidaridad pública y local de parte de nuestros diversos residentes; así que tuvimos una vigilia de oración interreligiosa en la ciudad de Escondido para apoyar a las personas de Nueva Zelanda durante su reciente tragedia.

El domingo siguiente, en la madrugada del 24 de marzo, cerca de las 3:15am, un criminal desconocido trató de quemar una de las tres mezquitas localizadas en la ciudad de Escondido, “Dur Ul Argam”. Esta persona también pintó en aerosol en uno de los estacionamientos, una referencia a la reciente masacre en Nueva Zelanda que dejó a 50 personas muertas la semana anterior. Le damos gracias a Allah, que las llamas de 8 a 10 pies de altura fueron extinguidas por los hermanos que en esos momentos se encontraban dentro antes de que envolvieran el edificio. Nadie resultó lastimado, y solamente hubo pequeños daños incendiarios en el costado del muro del edificio, y una ventana chamuscada.
La persona responsable huyó antes que de alguien pudiera notar su descripción…

La combinación del atentado de incendio y la mención de los asesinatos en Christchurch, dejó a la comunidad musulmana con una maraña de emociones; incluyendo ira, miedo, y tristeza. Aunque temíamos un segundo intento, la comunidad musulmana se unió en apoyo y dedicación a nuestras responsabilidades religiosas, y mostramos que no se nos iba a intimidar.

Como respuesta al ataque, convoqué a una reunión en contra del odio para apoyar a la comunidad musulmana, y nos acompañaron nuestros amigos no musulmanes (judíos, budistas, sijs, hindúes, e incluso ateos) quienes se presentaron inmediatamente, justo antes de nuestra oración vespertina para decir con una sola voz, “NO AL ODIO EN CONTRA DE LUGARES DE ORACIÓN.” Nuestro subalcalde, miembros del concejo de la ciudad y oficiales de la policía también vinieron a hablar y a mostrar apoyo hacia los musulmanes.
El viernes siguiente, nuestros amigos no musulmanes nos acompañaron en Jummah, las mujeres usaron hiyabs, y los hombres se unieron a nuestras filas de oración a escuchar nuestra Khutbah. Algunos de ellos estuvieron afuera de nuestra mezquita para vigilar nuestra seguridad mientras orábamos. Recibimos dinero para hacer reparaciones, cartas de apoyo y condolencias de todas partes del mundo, incluso de residentes de Nueva Zelanda.

Nuestros corazones se conmovieron tanto por la muestra de amor y apoyo de nuestros vecinos no musulmanes, que ahora tenemos nuevos hermanos y hermanas. Quisiera que nuestra comunidad musulmana supiera que esta relación se cultiva al involucrarnos en nuestras comunidades, en nuestra ciudad, y en los eventos de nuestro condado. Conociendo personas diferentes a nosotros, haciendo buenas acciones en todas las áreas posibles. Alimentando a los que no tienen hogar, participando en eventos de caridad interreligiosos, ayudando a los pobres, a los jóvenes y a los representantes locales, etc. De esta manera nuestra comunidad nos conocerá mejor y podremos apoyarnos unos a otros (lo que conocemos como Sunnah).

Hasta ahora, nadie ha sido identificado como el responsable de este crimen de odio, pero el FBI y ATF han ofrecido una recompensa de $10,000 por cualquier información que conduzca a su arresto.
Hasta entonces, depositamos nuestra fe en Allah, y nos mantenemos vigilantes y mejorando nuestros estándares de seguridad locales.

Yusef Miller
Islamic Society of North County
Miembro de la mesa directiva y residente de Escondido

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here